Archivo de la etiqueta: profesionales

  • Les informamos que del 02 al 17 de agosto, cerramos por vacaciones. Disculpen las molestias.

Tipos de riego: Aspersión y difusores

El riego, junto con el abono y la siega, es la tarea más importante para un correcto mantenimiento de césped natural. Este tipo de planta ornamental es importante que esté siempre humedecida para mantener el césped con sus cualidades: color verde intenso, agradable al tacto.

La gestión del riego es importante tanto para el medio ambiente como para nuestro bolsillo. No se debe regar de forma excesiva porque provocaría encharcamientos y, en consecuencia, enfermedades y hongos, tampoco porque el suelo quedaría compacto y no recibiría oxígeno y moriría por asfixia. Otra de las causas por las que no se debe regar en abundancia es porque podría disolver rápidamente los nutrientes que aportemos en cuanto al abono.

Por otra parte, no se debe regar poco debido a que provocarían la muerte ante la escasez de agua. Si el césped se le ve de un tono pálido puede ser debido por falta de abono y agua. El color verde grisáceo es el primer indicio de la falta de agua. Si se trata de forma rápida, podría volver a crecer.

Tipos de riego
Tipos de riego

En cuanto a la formar de regar, los profesionales no aconsejan hacerlo con manguera, a no ser que sea porque es un terreno de pequeñas dimensiones. El motivo reside en que el agua no cae de manera por igual en todo el jardín y podría haber zonas que se podrían marchitar. Así, los métodos más habituales es la instalación de un riego automático por aspersores o difusores. Hay que tener en cuenta, aunque es una obviedad, que cuando haya lluvias se debe regar menos, que las zonas de sombra requieren menos agua o, incluso, cuando el césped esté algo largo.

Por último, en los meses de primavera, dependiendo de las precipitaciones, habría que regar un riego diario (en condiciones normales). En verano habría que aumentar a dos riegos diarios (excepto en la primera semana de instalación de los tepes de césped natural, que serán de 3 riegos). En otoño e invierno, prácticamente no habría que hacer ningún riego porque suelen haber lluvias generalizadas. De no ser así, habría que dar un riego cada 10 días.

 

 

Tipos de cortacésped y su mantenimiento

Una de las maquinarias que se suelen usar para realizar la siega en el jardín es el cortacésped. El cortacésped es una máquina con ruedas que se pasa sobre el césped donde la cuchilla que contiene debajo del mismo gira de una manera que hace que corte el césped. Así, existen diferentes tipos de cuchillas. Por ejemplo:

  • Cortacésped Autopropulsado: normalmente se utilizan para superficies de gran dimensión. Son bastante confortables, pero bastante caros. Están dirigidos para empresas de jardinería y profesionales.
  • Cortacésped de gasolina: existen cortacésped de dos tiempos o cuatro tiempos. Este tipo de maquinaria tienen menos potencia que los autopropulsados. Sin embargo, el mantenimiento es menor.
  • Cortacésped eléctrico: quizá sea el más sencillo de usar y el más demandado. Éstos son conectados a la corriente eléctrica. El principal inconveniente es la incomodidad del cable a la red eléctrica. Así, el coste es menor que los dos anteriores.

Otro de los elementos más importantes del cortacésped es la cuchilla. Si bien, están las cuchillas circulares que tienen la cuchilla central que gira. Éstas son las más fáciles de mantener y las más simples. Y las cuchillas helicoidales, que son usados por grandes profesionales y se usan para el corte de césped en zonas delicadas. Suele quedar mejor el césped con esta cuchilla que con las rotativas o circulares.

Mantenimiento de maquinaria
Mantenimiento de maquinaria

Una vez visto los tipos de máquinas para realizar la siega, es importante realizar los mantenimientos que indiquen los fabricantes para una mejor conservación de estas maquinarias. De esta manera, las personas que tengan este tipo de herramientas han de hacerles lo siguiente:

  • Limpieza general del cortacésped. Esto hay que realizar normalmente cuando se use.
  • La cuchilla perfectamente afilada para que el corte de la hoja sea el adecuado.
  • En caso de que la maquinaria tenga filtros, pues, limpiarlos.
  • Realizar los cambios de aceite si los tuviera.
  • Comprobar tornillos, bujías, correas, embrague, etc.
  • En los meses de invierno, cuando el uso del cortacésped es mínimo, sería conveniente vaciar el depósito de gasolina para evitar los problemas de arranque que ello pudiera acarrear. Además, se debería afilar la cuchilla para dejarla preparada y engrasar la máquina.
  • Procurad guardar la maquinaria en un sitio seco y libre de polvo.
  • Consulta con su taller especializado para cualquier duda o consulta y lea las instrucciones de mantenimiento.

 

Aireación y escarificación del césped natural

Mantenimiento del césped natural a través de la aireación y escarificación del césped natural. Maquinaria a utilizar para la aireación y escarificación del terreno.

El mantenimiento del jardín es fundamental para mantener el césped natural en óptimas condiciones de uso y disfrute. Para ello, en otras publicaciones hemos hablado de la siega, abono y riego como los tres pilares fundamental para un buen mantenimiento.

Ahora bien, vamos a dar un paso más allá y vamos a realizar las tareas de aireación y escarificación. Ambas técnicas son usadas por las mayorías de los profesionales durante los meses de primavera y otoño; son los momentos ideales para realizar estas actividades.

Tanto la aireación como escarificación permiten absorber el agua y los nutrientes fácilmente y, en consecuencia, oxigena el suelo; porque lo que trata ambas prácticas es realizar pinchados en el terreno (aireación) y eliminar los residuos orgánicos (escarificación).

La maquinaria que se usa para realizar la aireación del terreno son: horcas de mano con varias púas que solemos utilizarlo en jardines muy pequeños, rulo con púas para superficies algo más grande y, por último, las aireadoras profesionales que suelen aplicarse para campos deportivos.

Aireación y escarificación del césped natural
Aireación y escarificación del césped natural

Por otro lado, existen diferentes tipos de máquinas para realizar la escarificación. Podemos disponer de:

  • Escarificador de mano para jardines inferiores de 50 metros cuadrados, en este caso podemos usar, también, un rastrillo, pero es más trabajoso.
  • Escarificador manual rotativo o mecanizado: para terrenos de entre 50 y 100 metros cuadrados.
  • Escarificador con motorización: para superficies mayores de 100 metros cuadrados y menores de 500 metros cuadrados.
  • Escarificador con motorización térmica: para superficies mayores de 500 metros cuadrados.

Una vez realizado ambas técnicas, es un buen momento para nutrir al terreno de un abono enraizante para, posteriormente, echar las semillas y el recebo (en caso de que queramos resemillar). Éste consiste en esparcir sobre la superficie una mezcla de mantillo mezclada con arena de río o tierra vegetal.

En resumen, para realizar un correcto mantenimiento y para que no se nos escape nada, la planificación sería la siguiente:

  1. Siega
  2. Aireación y escarificación
  3. Resiembra
  4. Recebo
  5. Abono
  6. Riego