Archivo de la etiqueta: invierno

Césped nevado

Mantenimiento del césped natural en invierno

Durante el invierno apenas necesita tareas de mantenimiento el césped natural, pero sí un control y vigilancia sobre factores que podrían dañarlo

En esta estación invernal el césped natural sufre una ralentización en su crecimiento, por lo que tareas que habitualmente realizamos como siegas, riego o abonado desaparecen casi por completo, de sobra decir que dependerá de la zona donde vivamos.

La mayoría de los problemas que afectan al césped natural durante el invierno son ocasionadas por diferentes factores climáticos, heladas, frío intenso, lluvias copiosas,… por eso sí es necesario tener un poco vigilado al césped para atajar cuanto antes cualquier cosilla.

Tepes Julián le ofrece la posibilidad de poder renovar su césped natural en cualquier momento, y así disfrutar del jardín en estas fechas tan señaladas del invierno celebrando algún evento en él, gracias a los rollos de césped natural o tepes. Solicite presupuesto sin compromiso.

Presupuesto césped natural

Los tepes poseen una gran capacidad de adaptación y regeneración, los cuales pueden instalarse en cualquier momento del año y de una manera muy rápida y sencilla.

Cómo ya hemos dicho las tareas de mantenimiento durante el invierno en el césped natural son prácticamente nulas, pero nunca está demás realizar alguna tarea de vigilancia y de cuidados en el jardín.

Es importante que durante el invierno permanezcamos alerta a cualquier cambio que sufra el césped natural

Durante el invierno el jardín sigue apareciendo cubierto de hojas secas, si bien es cierto que en menos medida que en el otoño, sigue siendo necesaria su retirada.

Retiraremos las hojas secas, deshechos o palos que el viento haya tirado al jardín mediante un rastrillo, de una manera muy suave para no arañar el césped. De esta manera conseguimos que la luz solar penetre mejor en las raíces de la planta y que los deshechos se descompongan encima del jardín.

Césped en otoño

Amanecer con el jardín helado o nevado son otros de los factores que dañan al césped natural y que tan habitualmente ocurren durante el invierno. Con las nevadas el césped sufre menos daños ya que actúa como un aislante natural manteniendo la temperatura a 0º grados.

Con las heladas el césped natural sufre mucho más, aparece cubierto con un fino manto blanco de hielo, el cual tarda en derretirse debido a las temperaturas tan gélidas que hay y comienza a amarillear al césped. Para eliminar esa fina capa, se puede realizar con un día soleado y a la hora del mediodía un ligero riego para que derrita toda esa escarcha, de esta manera evitaremos que se acumulen helada tras helada.

Tareas como mantenimiento de maquinaria, algunos cuidados y sobre todo vigilancia es lo que el césped natural necesita durante el invierno

Mientras el césped natural aparezca cubierto por las heladas no debemos pisarlo ni realizar ninguna siega, ya que la planta sufriría grandes daños y las puntas una gran deshidratación a causa de la siega.

Césped helado
Césped helado

La altura de corte es recomendable elevarla a unos 5 cm aproximadamente, de esta manera proporcionaremos al césped natural más fuerza para soportar las bajas temperaturas y la mínima luz solar que existe.

Por norma general, es mejor evitar pisar el césped lo menos posible, principalmente en jardines los cuales no sean muy arenosos, porque al pisar el césped se compactaría contra el barro y resultar dañado al no secarse rápidamente.

Actuar rápido cuando vemos que el césped está sufriendo algún daño es la clave para mantener su buen estado durante el invierno

Otro de los factores que dañan considerablemente al césped natural durante el invierno es el exceso de lluvias y de humedad, ésta puede ser producida por el rocío de las heladas o por las lluvias.

Por esta razón el riego durante el invierno ha de ser prácticamente inexistente, por supuesto, siempre dependiendo de las condiciones climatológicas que tengamos. Los efectos que produce un exceso de agua son raíces asfixiadas y proliferación de hongos.

Césped mojado por la lluvia
Césped mojado por la lluvia

También el musgo es un factor habitual durante esta época, evitar su propagación y la aparición de calvas es fundamental. Utilizaremos un musguicida, con un aporte de hierro y azufre como elementos principales.

Otra de las tareas habituales en el césped natural es el abonado, durante el invierno no es necesaria ninguna aplicación, comenzaremos al finalizar la estación con vistas ya a la primavera.

El crecimiento del césped se ralentiza durante el invierno, pero realizar algunos cuidados será fundamental para la llegada de la primavera

Sólo en los casos de que el césped presente claras deficiencias o su coloración sea muy baja, realizaremos un abonado bajo en sodio y nitrógeno. Es aconsejable que la aplicación se realice con una temperatura de unos 14º y con abonos orgánicos y ricos en oligoelementos.

Al contrario que ocurre con el césped natural el crecimiento de las malas hierbas es más rápido, sobre todo si durante el otoño no hemos aplicado un herbicida para controlar su aparición.

Abono para césped
Abono para césped

En ese caso y siempre que sean pocas las retiraremos de una manera manual, siempre procurando arrancarlas de raíz, si por el contrario apareciesen ya bastantes aplicaremos un herbicida. Siempre es aconsejable que estas tareas se realicen con temperaturas a partir de unos 14º aproximadamente.

Además de estos pocos cuidados que necesita el césped natural durante el invierno, podemos aprovechar y realizar tareas de mantenimiento a la maquinaria. Un correcto funcionamiento de ellas nos asegura un perfecto cuidado al jardín.

Herramientas básicas de jardinería
Herramientas básicas de jardinería

Una de las herramientas más importantes que tenemos es el cortacésped, para ello realizaremos una limpieza general, engrasado, limpieza y ajustes de bujía, vaciado de los depósitos de aceite y gasolina, y extraer la batería y echar agua destilada serán de gran utilidad.

Así de sencillo resulta realizar las tareas de mantenimiento propias del invierno, ya sólo nos falta esperar la llegada de la primavera con un césped natural en perfecto estado.

Otros artículos de interés:

Ventajas del césped natural

Diseño de jardines con césped

Cómo instalar tepes

Semilla de césped Poa Annua

La semilla de Poa Annua es una especie cespitosa que forma una césped muy denso en unas condiciones de bajo mantenimiento

La semilla de Poa Annua tiene varias características y muy peculiares, entre otras son:

  • Su crecimiento es en forma de macollas, creando ligeros estolones, consiguiendo un sistema radicular totalmente superficial.
  • Forma un tapiz muy denso extendiéndose fácilmente gracias al crecimiento por estolones.
  • En caso de siegas excesivamente bajas sigue consiguiendo producir semillas.

La Poa Annua tiene una coloración verde muy claro no muy apreciada, ya que da la sensación de manchas en el césped.

Debido a su capacidad de reproducción y de espigar fácilmente, incluso en siegas por debajo de 1 cm, está considerada como especie invasora, es muy habitual ver este tipo de especie en campos de fútbol.

Poa Annua
Poa Annua

La germinación de las semillas de Poa Annua es durante el otoño, desarrollándose con gran rapidez, pone todas sus energías en la producción de semilla. Es capaz de producir de 75.000 a 225.000 espigas de semilla por metro cuadrado en sólo un año.

Sus semillas pueden mantenerse inertes durante años en el mismo terreno, volviendo a germinar cuando encuentran el momento ideal.

La vida de la Poa Annua es estacional, se mantiene viva durante el invierno y con las altas temperaturas muere. En algunos casos se han dado cultivos que han durado más tiempo.

Césped Poa Annua
Césped Poa Annua

Este tipo de semilla pone todo su esfuerzo a la hora de producir semillas en la estación primaveral, mientras que deja a un segundo plano el crecimiento de la planta, de esta forma crea una macolla y un sistema radicular superficial en perfectas condiciones.

Tiene una gran capacidad de implantación y supervivencia el tipo de semilla de la Poa Annua, su adaptación a suelos ácidos o neutrales, fértiles, húmedos, ambientes fríos o bien drenados es increíble.

Deben realizarse riegos frecuente utilizando tratamiento fungicidas ya que suele verse atacada por diferentes tipos de hongos.

En caso de querer evitar la aparición de la Poa Annua, evitaremos el exceso de agua, y una altura elevada entre 7 a 10 cm, de esta manera será muy difícil que la semilla germine y se desarrolle correctamente.

Otros artículos de interés:

Mantenimiento del césped

Abono en el césped natural

Tipo de suelo

Invierno: mantenimiento del césped natural

Al igual que en otras épocas del año, el césped natural necesita de unos pequeños cuidados y un ligero mantenimiento durante el invierno, para llegar en primavera luciendo todo su esplendor

Con la llegada del invierno, el césped natural entra en una especie de letargo, reduciendo su crecimiento aunque no por ello debemos olvidar de cuidarlo.

Antes de la llegada del frío invierno, habremos esparcido por el jardín un abono de liberación lenta, para aportar al césped natural los nutrientes que necesita para soportar el invierno.

Tepes Julián le aconseja un abono para césped que contenga cantidades de
nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, azufre, boro, hierro, manganeso y zinc, todas
ellas sustancias necesarias para el crecimiento del césped.

Oferta Especial: Saco de 25 kg. Fertilizante complejo con microelementos, ideal para el mantenimiento del césped, a un precio de 49,98 €. Iva y Transporte incluidos en el precio.

Abono completo Tepes Julián

Las hojas secas que aparecen esparcidas por todo el jardín cubriendo el césped, hay que retirarlas, ya que lejos de servirnos como abono lo que le pueden producir es la aparición de hongos, debido a la humedad que ellas mantienen.

El crecimiento en ésta época invernal es muy lento, por lo que las siegas también se distanciarán en el tiempo. En caso de realizar alguna deberemos dejar el césped a una altura mínima de unos 5 cm, para proteger así las raíces del frío y las heladas, además evitaremos la aparición de musgo o malas hierbas.

Césped helado
Césped helado

El riego también se distanciará, ya que bien por el rocío de las mañanas, heladas o las lluvias que acontecen durante estos meses de invierno, el césped siempre tiene humedad suficiente. Si nos encontramos con un invierno seco, el riego se realizará superficial, no dejando la tierra encharcada y siempre en las horas centrales del día que la temperatura aumenta, así evitamos que el frío de la mañana pueda congelar a la planta.

En caso de que aparezca cubierto de nieve, nunca la amontonaremos en un solo punto del jardín, ya que el césped que allí se encuentre se ahogue.

Con las heladas el césped natural es muy delicado, no hay que pisarle ya que provocaríamos roturas en las hojas de la planta. Si queremos eliminar la escarcha que tiene, se regará ligeramente en las horas centrales del día.

Con estos sencillos cuidados, lograremos en primavera que nuestro jardín luzca un césped natural con todo su esplendor.

Otros artículos de su interés:

Ventajas del césped natural

Mantenimiento del césped natural – consejos

Información sobre césped, consejos para preparar el terreno