Cuidados del césped en otoño

Mantener unos cuidados del césped en otoño son necesarios para que el jardín no se estropee durante esta estación, y estar fuerte para el invierno

Con el otoño existen varios factores que pueden dañar nuestro jardín, la caída de las hojas de los árboles, el rocío de las mañanas,…. Por eso desde aquí vamos a realizar unas pautas de jardinería para realizar unos cuidados del césped en otoño.

Le recomendamos realizar estas pequeñas tareas de mantenimiento en el césped antes de la llegada del invierno y nuestro césped pueda verse afectado.

Es siempre necesario realizar algunas pequeñas tareas de cuidados en el jardín dependiendo de la estación en la que nos encontremos. El césped al ser una planta viva sufre con los cambios de estación.

Césped en otoño
Césped en otoño

Es el momento de realizar unos sencillos pasos en los cuidados del césped en otoño. El verano ha sido caluroso y unido al exceso de uso que se realiza en esta época del jardín, más la frecuencia de siegas el césped sufre. Por lo que ahora necesita unos cuidados para afrontar el otoño, y posterior invierno sin problemas.

No es sólo importante que al césped le veamos bien, sino que estos cuidados del césped en otoño van dirigidos también a toda la planta en sí. Conseguir un césped sano, con raíces fuertes es importante para su mantenimiento.

Lo primero que nos encontramos en esta estación otoñal, son la típica caída de hojas. Es importante retirar todas las hojas caídas en el jardín, ya estén muertas o secas, ya que de esta manera el césped tendrá oxígeno.

Se pueden retirar con un rastrillo, de esta manera rallamos el césped y vamos eliminando el fieltro que se ha creado. De esta manera la planta tendrá un respiro y añadiremos un fertilizante específico de cespitosas.

Los cuidados del césped en otoño que vamos a realizar, son los siguientes:

Siegas: Según avanza el otoño, notaremos que disminuye el crecimiento del césped. Por esta razón, distanciaremos los días de siegas, y aumentaremos la altura de corte del cortacésped. De esta manera el césped descansa de las siegas tan continuas que ha sufrido en verano.

Mantenimiento de maquinaria
Mantenimiento de maquinaria

Aireación: Esta técnica consiste en realizar agujeros en el césped de una profundidad de 7 a 10 cm. De esta manera el oxígeno entrará en las raíces acabando con el terreno compactado.

Esta aireación le viene muy bien al césped, ya que las raíces respiran de ese terreno que se ha ido compactando y facilita la absorción del fertilizante que le apliquemos. De esta manera será absorbido de manera casi inmediata.

La aireación en el césped es necesaria realizarla en primavera y en otoño.

Esta técnica de aireado puede realizarse de varias formas. El mercado pone a nuestra disposición varias herramientas para realizar esta función.

  • Horca de mano: Con ayuda de la horca iremos realizando pinchadas en el jardín.
  • Plantillas para airear el césped: Se colocan en los pies y según caminamos por el jardín se van realizando los agujeros para su aireación.
  • Rulos: Llevan en su superficie pinchos o púas que al girar sobre el césped van agujereando éste.
  • Máquinas aireadoras: Son recomendables en superficies mayores de jardín. Es una opción muy cómoda. En el mercado podemos encontrarlas para alquilar, de esta manera realizamos la tarea de la aireación de una manera muy cómoda y seguidamente la devolvemos.
Herramientas básicas de jardinería
Herramientas básicas de jardinería

Escarificado: Es una técnica que consiste en realizar unos cortes superficiales en el jardín a unos 3-4 cm de profundidad. De esta manera se consigue eliminar la capa que se ha formado de césped seco y resto de impurezas acumuladas durante todo el verano en el jardín.

Podemos realizarla con un rastrillo escarificador. El rastrillo lleva unas cuchillas cortantes, que al pasar por el césped va cortando el terreno y de esta manera facilita la eliminación del fieltro que se ha acumulado en su superficie. Si el jardín es más grande, podemos adquirir o alquilar una máquina escarificadora.

Esta tarea de escarificado es muy sencilla y a la vez muy efectiva de realizar en el otoño. Veremos que el césped se ha quedado muy feo después de su escarificado, pero en pocos días el césped se regenera, brotando más fuerte y sano que antes. Para eliminar todo el pasto seco que se ha arrancado, pasaremos un rastrillo por todo el césped.

Es recomendable realizar el escarificado en primavera y en otoño, al igual que la aireación.

Una vez realizadas estas pequeñas tareas de jardinería, es el momento de aprovechar para resembrar. Añadiremos una proporción de 15-20 gramos por metro cuadrado. Siempre utilizaremos la misma variedad de semillas que tengamos ya en el jardín. Las más habituales son Ray Grass, Poa Pratensis y Festuca.

Recebado: Una vez realizadas todas las tareas de aireado y escarificado, lo más conveniente es aplicar un fertilizante en toda la superficie con tierra mezclada o con un recebo.

Consiste en esparcir por todo el jardín una mezcla realizada a partes iguales de arena de río, mantillo y tierra vegetal. Esta mezcla mejorará las características nutricionales del jardín. Es suficiente esparcir una pequeña capa de manera superficial. No hay que tapar la existente, e intentar que llegue igual a todos los rincones del jardín.

Si existiese alguna zona del jardín más dañada podemos plantearnos o realizar una resiembra en esa zona y esperar, o colocar césped natural en tepes. Con esta técnica conseguiremos un césped en perfecto estado y de manera inmediata.

Y por último pero no menos importante será realizar un abono apropiado.

Abono ideal para césped natural
Abono ideal para césped natural

Abono: Con el paso del tiempo los nutrientes del jardín se van perdiendo. Para ello es necesario aplicar un abono que contenga esos nutrientes tan necesarios para el correcto desarrollo de la planta.

El abono más conveniente es aquél compuesto por fósforo, nitrógeno y potasio. Esta tarea es recomendable hacerla tanto en primavera como en otoño. Lo único que en otoño la cantidad de nitrógeno sea menor que en primavera.

En todo momento debemos de seguir las dosis recomendadas de aplicar que nos indique el fabricante. Ya que un exceso de abono puede provocar quemaduras en el césped. Por eso es muy importante que se realice de una manera uniforme.

Siguiendo estas pequeñas pautas los cuidados del césped en otoño se notarán en el césped.

Otros artículos de su interés:

¿Qué son los tepes?

Venta de césped natural