Tipos de cortacésped y su mantenimiento

Una de las maquinarias que se suelen usar para realizar la siega en el jardín es el cortacésped. El cortacésped es una máquina con ruedas que se pasa sobre el césped donde la cuchilla que contiene debajo del mismo gira de una manera que hace que corte el césped. Así, existen diferentes tipos de cuchillas. Por ejemplo:

  • Cortacésped Autopropulsado: normalmente se utilizan para superficies de gran dimensión. Son bastante confortables, pero bastante caros. Están dirigidos para empresas de jardinería y profesionales.
  • Cortacésped de gasolina: existen cortacésped de dos tiempos o cuatro tiempos. Este tipo de maquinaria tienen menos potencia que los autopropulsados. Sin embargo, el mantenimiento es menor.
  • Cortacésped eléctrico: quizá sea el más sencillo de usar y el más demandado. Éstos son conectados a la corriente eléctrica. El principal inconveniente es la incomodidad del cable a la red eléctrica. Así, el coste es menor que los dos anteriores.

Otro de los elementos más importantes del cortacésped es la cuchilla. Si bien, están las cuchillas circulares que tienen la cuchilla central que gira. Éstas son las más fáciles de mantener y las más simples. Y las cuchillas helicoidales, que son usados por grandes profesionales y se usan para el corte de césped en zonas delicadas. Suele quedar mejor el césped con esta cuchilla que con las rotativas o circulares.

Mantenimiento de maquinaria
Mantenimiento de maquinaria

Una vez visto los tipos de máquinas para realizar la siega, es importante realizar los mantenimientos que indiquen los fabricantes para una mejor conservación de estas maquinarias. De esta manera, las personas que tengan este tipo de herramientas han de hacerles lo siguiente:

  • Limpieza general del cortacésped. Esto hay que realizar normalmente cuando se use.
  • La cuchilla perfectamente afilada para que el corte de la hoja sea el adecuado.
  • En caso de que la maquinaria tenga filtros, pues, limpiarlos.
  • Realizar los cambios de aceite si los tuviera.
  • Comprobar tornillos, bujías, correas, embrague, etc.
  • En los meses de invierno, cuando el uso del cortacésped es mínimo, sería conveniente vaciar el depósito de gasolina para evitar los problemas de arranque que ello pudiera acarrear. Además, se debería afilar la cuchilla para dejarla preparada y engrasar la máquina.
  • Procurad guardar la maquinaria en un sitio seco y libre de polvo.
  • Consulta con su taller especializado para cualquier duda o consulta y lea las instrucciones de mantenimiento.

 

Compartir en Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn